Blog

El uso de las tecnologías digitales para la salud

por | Feb 24, 2022 | Blog, Marketing Digital Sanitario

En el contexto de la ‘Estrategia Mundial sobre Salud Digital 2020-2025’ publicada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se entiende la salud digital como el campo de conocimiento y práctica relacionados con el desarrollo y la utilización de tecnologías digitales para mejorar la salud

La salud digital amplía el concepto de cibersalud al incluir a los pacientes junto a una mayor gama de tecnología sanitaria, como son los dispositivos inteligentes. También, abarca otros usos de las tecnologías digitales en el ámbito de la salud, como el internet de las cosas (internet of things), la inteligencia artificial (IA) y la automatización.

Esta estrategia busca generar la comprensión de la importancia de las soluciones de salud digital que sean comunes a todos los Estados Miembros, de cara a crear un ecosistema o infraestructura interoperable basada en las tecnologías de la información (TICS) cuyos principales usuarios son los miembros de la comunidad sanitaria, tanto profesionales como pacientes, así como autoridades de salud pública y sociedades científicas.

Este intercambio de datos siempre ha de centrarse en el consentimiento del paciente en base a una confianza en su privacidad y la seguridad de los sistemas digitales y la protección contra su uso malintencionado o inapropiado.

La Estrategia busca unas medidas y resultados concretos dentro de un plazo fijado, que va de 2020 a 2025. Y, para ello, utiliza cuatro principios rectores para orientarla hacia una adopción adecuada y sostenible de las tecnologías de salud digital.

Principios rectores de las tecnologías de salud digital

El principal principio rector reside en reconocer que la institucionalización de la salud digital en los sistemas de salud nacionales de cada país, requieren que los países adopten decisiones y se comprometan. En su camino hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) relacionados con la salud, los países adoptarán un perfil sostenible para la salud digital, adaptándose a sus necesidades de salud y bienestar y sus recursos.

Las tecnologías digitales son un componente esencial y un factor facilitador de los sistemas de salud sostenibles y de la cobertura sanitaria universal. Las iniciativas de salud digital deben alinearse con las necesidades sanitarias generales y con el ecosistema de salud digital. Por ello, el segundo principio rector reside en reconocer que, las iniciativas de salud digital, para ser eficaces, necesitan de una estrategia integrada en las estructuras de gobernanza.

De igual manera, debemos reconocer que urge invertir en medidas para abordar los principales obstáculos que dificultan la interacción y el acceso de los países en desarrollo a las nuevas tecnologías de salud digital. Mediante un entorno propicio, recursos suficientes, una infraestructura de apoyo a la transformación digital, medios educativos, capacidades humanas se podrá llegar a la aplicación de estos estándares mundiales.

Describir el uso adecuado de la salud digital
Uso adecuado de la salud digital.

Promoviendo el uso adecuado de las tecnologías digitales para la salud

Este es el tema principal que nos inmiscuye en esta entrada de blog. La estrategia mundial promueve el uso adecuado de las tecnologías digitales como bienes públicos digitales que se pueden adaptar a diferentes países y contextos para solucionar los problemas de un sistema sanitario. En pro de la equidad en el acceso a los recursos digitales para que no se deje a nadie atrás.

Es necesario promover la protección de las personas, las poblaciones, los profesionales y los sistemas de atención sanitaria frente a la desinformación.

Pedro Soriano

Los conocidos como «determinantes digitales de la salud», como son la alfabetización informática y el acceso a los equipos, la banda ancha e internet, cobran mayor importancia a medida que la salud digital se extiende. Por tanto, necesitamos asentar los fundamentos digitales de las estrategias nacionales y colaborar con todas las partes interesadas.

El uso adecuado de la salud digital abarca las siguientes dimensiones: la promoción de la salud y la prevención de las enfermedades, la seguridad del paciente, la ética, la interoperabilidad, la propiedad intelectual, la seguridad de los datos , la privacidad  (confidencialidad, integridad y disponibilidad de los datos por parte de todos los agentes de salud) por último, pero no por ello menos importante, la implicación de los pacientes

La salud digital debe centrarse en las personas y se ha de basar en la confianza y en la evidencia. Por ello, ha de ser eficaz, sostenible, inclusiva y equitativa y debe hallarse contextualizada. 

Nos vemos en las redes sociales para seguir hablando sobre el uso adecuado de las tecnologías digitales para la salud. ¡Hasta pronto! 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This